CONSENTIMIENTO INFORMADO Y LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS

La ley de protección de datos se encarga de proteger los datos de los usuarios y consumidores con el fin de evitar un mal uso de sus datos personales, tanto los que permitirían identificarlo como los vinculados a estos (historia clínica, facturas, etc..). Si tiene cualquier duda sobre el tratamiento de sus datos no dude en preguntarnos.

De igual importancia es el consentimiento informado. Este documento se le entregará antes de las diferentes intervenciones que se realice en el centro de acuerdo a lo establecido en la ley, informándole sobre cada procedimiento que se realice y sus posibles riesgos o complicaciones.

A continuación le destacamos algunos de los puntos más importantes de la ley vigente.

Ley Orgánica 15/1999, del 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal

La presente Ley Orgánica tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar.

Artículo 5. Derecho de información en la recogida de datos

Los interesados a los que se soliciten sus datos de carácter personal deberán ser informados previamente de modo expreso, preciso e inequívoco:

– De la existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal, de la finalidad de la recogida de estos y de los destinatarios de la información.

– Del carácter obligatorio o facultativo de su respuesta a las preguntas que les sean planteadas.

– De las consecuencias de la obtención de datos o de la negativa a suministrarlos.

– De la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

– De la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante.

Artículo 6. Consentimiento del afectado

El tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectad, salvo que la ley disponga otra cosa.

Ley 41/2002, del 14 de Noviembre, reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica

Artículo 8. Consentimiento informado

– Toda actuación en el ámbito de la salud de un paciente necesita el consentimiento libre y voluntario del afectado, una vez que, recibida la información, haya valorado las opciones propias del caso.

– El consentimiento será verbal por norma general.

– Sin embargo, se prestará por escrito en los casos siguientes: intervención quirúrgica, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores y, en general, aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente.

– El consentimiento por escrito del paciente será necesario para cada una de las actuaciones especificadas en el punto anterior de este artículo, dejando a salvo la posibilidad de incorporar anexos y otros datos de carácter general, y tendrá información suficiente sobre el procedimiento de aplicación y sobre sus riesgos.

– El paciente puede revocar libremente por escrito su consentimiento en cualquier momento.

CONTÁCTANOS